Caminar la Sierra Gorda Queretana en México

Recientemente  fui con mi papá a una aventura que llevábamos planeando desde hace mucho tiempo y que no se había podido concretar por x o z motivos. Por fin pudimos irnos a la Sierra Gorda Queretana, localizada al oeste de México en gran parte en el Estado de Querétaro.

Dentro de La Sierra Gorda se encuentra la Reserva de la Biósfera con el mismo nombre y es de suma importancia ya que es un área natural restringida puesto que cuenta con plantas y animales en peligro de extinción. Además dentro de la Sierra Gorda se encuentran 5 Misiones Franciscanas que datan desde 1750 y que en el 2003 fueron nombradas Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Empezamos el viaje desde San Juan del Rio rumbo Bernal (Pueblo Mágico) para poder desde ahí empezar nuestro ascenso a la Sierra. El paisaje desde Bernal a Peñamiller es semidesértico, casi no hay plantas mas que cactus y todo se ve seco, seco. Es impresionante cuando uno se va adentrando en la Sierra, empiezan las curvas cerradísimas y el paisaje y las montañas majestuosas se extienden a tu alrededor. En este caso es una sierra totalmente rocosa y pedregosa, en la que no crece nada y en la que parece que vas entre gigantes dunas de piedra (no sé si exista ese término pero sino ya me lo inventé).

Al ir subiendo el paisaje se va secando cada vez más, pero de pronto al girar en una curva surgen los árboles que crecen de entre las rocas y cada vez son más y más hasta cubrir totalmente las montañas. ¡Cambiamos de un clima semidesértico a un clima boscoso en segundos! Primero veíamos cactus y luego vimos cactus y pinos y luego sólo pinos… fue una cambio realmente muy loco… Subimos a más de 3000 m sobre el nivel del mar. Al llegar a la cima cruzamos por la “Puerta al Cielo” para entonces empezar a bajar de nuevo la montaña.

Pasamos por Pinal de Amoles que es un pueblo famoso de la tierra en el que se bebe el típico atole de guayabilla.  Fue justo el día de muertos que fuimos ahí, por lo que fue genial poder pasar por en medio del pueblo y ver que la gente llevaba flores de colores y ofrendas al cementerio.

Seguimos nuestro camino curvoso hasta llegar a una salida que nos llevaba a una cascada llamada Chuveje. Nos bajamos del coche y caminamos por un sendero hasta llegar  a un río de agua totalmente transparente y rodeado de árboles, parece una imagen de un cuento de hadas. Seguimos caminando a la orilla del río hasta llegar a la cascada que mide aprox. 50 m. El agua ahí es turquesa intensa y en contraste con los troncos marrones de los árboles y el verde de toda la vegetación que la rodea te deja atónito. Nos quedamos un rato observando y escuchando el caer del agua. Es un sonido que te hipnotiza y te relaja a tal grado de no querer irte de ahí. Sentir la brisa y tener esas sensaciones al estar tan en contacto con la naturaleza me hace realmente pensar y considerar en salirme de vivir de la GRAN CIUDAD.

Después de haber recargado las pilas natural y energéticamente, seguimos nuestro camino a Jalpan de Serra, uno de los pueblos/misiones fundada por los franciscanos en la época de la colonia con el objetivo de evangelizar a los indígenas de la zona. Esta es una de las 5 misiones de la zona y es una de las misiones de la ruta de misiones que llega hasta California. El tipo de arquitectura es “barroco mestiza”, una fusión de elementos hispanos e indígenas para poder acercar la religión a los nativos de la zona. Es uno de los 4 Pueblos Mágicos de México y el clima es totalmente húmedo y caluroso. Vale la pena conocer esta zona por la gran riqueza cultural y natural que ofrece.

Lo que me pudo fascinar fue ese cambio drástico de climas, de colores, de temperatura. En tan solo 3 horas que tardamos en subir y bajar la montaña pasamos por 4 tipos de climas distintos.

 Por desgracia sólo pudimos ir  un día, pero nos quedamos con ganas de volver pronto ya que fue super enriquecedor y genial ver todo lo que tan solo una zona de México ofrece, ecoturismo, arqueología, monumentos históricos y culturales y patrimonios de la humanidad por parte de la UNESCO además de la gran variedad de climas y vegetación.

12 thoughts on “Caminar la Sierra Gorda Queretana en México

  1. Precioso lugar, sin duda. Me ha encantado la iglesia y la cascada con la laguna de aguas turquesas. Un lugar para ir, sin duda, si alguna vez viajo a México, uno de los países que más me apetece conocer de América.

    • Hola Ma de Jesús, no soy agencia de viajes, por lo que no sabría decirte dónde contratar el tour. Este post es para que cada quien haga su recorrido siguiendo un poco el itinerario que yo hice. Espero que te sirva y puedas animarte a ir por tu cuenta. Cualquier duda avísame. ¡Saludos viajeros!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.