Wadi Rum, el desierto marciano en Jordania

Atardecer en el desierto de Wadi Rum.

Atardecer en el desierto de Wadi Rum.

Hoy por hoy puedo decirles que viajar a Jordania y no visitar el desierto marciano de Wadi Rum es perderse de uno de los lugares más impresionantes de este planeta. Pareciera que estoy empezando con el final de este post, pero es que ver ese día en el desierto en retrospectiva, me hace empezar este post por el final.

Wadi Rum y sus paisajes marcianos.

Wadi Rum y sus paisajes marcianos.

Es un pasar de diapositivas, de flash backs mientras recuerdo el recorrer kilómetros de él en Pickup, persiguiendo el atardecer al horizonte, sintiendo el viento seco rozar mi piel y despeinándome sin pudor me hizo gritarle al viento lo afortunada que soy.

Recorriendo el desierto de Wadi Rum en Pickup

Recorriendo el desierto de Wadi Rum en Pickup

 

Deja que la vida te despeine...

Deja que la vida te despeine…

Llegamos a una de las muchas colinas de piedra y arena, caminamos hasta su cima y desde ahí, admiramos el paisaje rojizo tornarse multicolor con los últimos rayos del sol.

Bloggers admirando el desierto desde las alturas.

Bloggers, Katty de Yoymimochila y Fernando de Equipaje de Mano, admirando el desierto desde las alturas.

Definitivamente es una sensación mágica. De pronto me sentí insignificante en ese paisaje desértico, donde el rojo, las altas montañas de piedra, la infinita arena, la magnitud y majestuosidad del desierto me conquistaron. ¿Han sentido alguna vez esa sensación de sentirte mínimo en el universo? Pues así tal cual me sentí ahí. Sensaciones difíciles de describir en palabras, pero solo puedo decir que el recordarlo me provoca sonreír y suspirar.

El universo, la magnitud del desierto y este pequeño ser humano: yo.

El universo, la magnitud del desierto y este pequeño ser humano: yo.

El cielo empieza tornarse lila hasta volverse azul cobalto y su roja arena toma un color berenjena único. En cuanto oscurece las estrellas salen y alumbran el desierto con su resplandor tan brillante que no es necesario tener que usar linterna para ver de noche.

Atardecer en Wadi Rum. El cielo empieza a cambiar de tono segundo a segundo.

Atardecer en Wadi Rum. El cielo empieza a cambiar de tono segundo a segundo.

El cielo del desierto se viste de colores.

El cielo del desierto se viste de colores.

Esa noche nos hospedamos en Captain’s Desert Camp http://www.captains-jo.com un hotel beduino localizado en medio de la nada, ideal para desconectar y vivir realmente de cerca la grandeza del desierto.

Llegando al Hotel/Campamento en el que nos hospedamos.

Llegando al Hotel/Campamento en el que nos hospedamos.

Llegamos agotados al campamento y varios beduinos nos recibieron muy amablemente ya con la comida lista a la luz de la fogata y un techo de estrellas.

Dinner is served... No pudimos tener mejor bienvenida en el hotel.

Dinner is served… No pudimos tener mejor bienvenida en el hotel.

Nos prepararon una especie de barbacoa de hoyo pero de distintos tipos de carne, desde pollo hasta cordero. Obviamente siempre acompañados de hummus y demás platillos típicos jordanos.

Pollo cocinado bajo tierra, con arroz, humus y pan árabe. ¡Delicia total!

Pollo cocinado bajo tierra, con arroz, humus y pan árabe. ¡Delicia total!

Mientras cenábamos en la tienda principal había música en vivo que típica de esta zona de Medio Oriente y no pudimos evitar pararnos a bailar un rato junto con otros huéspedes y demás beduinos que trabajan en este hotel.

He de admitir que esta vez el baile no se me dio para nada y mi lado no latino salió a relucir con mis dos pies izquierdos mientras todos los demás siguieron el paso perfectamente. A pesar de eso, fue divertidísimo y lo pasamos genial. Después de unos cuantos pasos y varias risas, era momento de descansar, tomar té y fumar entre amigos una Narguila sabor manzana.

Narguila o Narguile, también conocida como Shisha o Hookah, es una pipa de tabaco y agua típica de Medio Oriente.

Narguila o Narguile, también conocida como Shisha o Hookah, es una pipa de tabaco y agua típica de Medio Oriente.

Cuando mis ojos ya no podían más, llegó el momento de ir a dormir. Mi habitación era de buen tamaño, con dos camas, así que pude escoger en cual dormir. La decoración de paredes de telas, velos, los colores, todo me hizo sentir como si estuviera durmiendo en una casa beduina.

Habitación beduina de lujo, dos camas para mi solita con baño completo.

Habitación beduina de lujo, dos camas para mi solita con baño completo.

Al día siguiente tuvimos que despertarnos temprano, muy temprano, para poder vivir el amanecer de cerca y de una forma muy especial. Nos dijeron que sería una sorpresa y ésta fue hacer un paseo en camello por el desierto mientras los primeros rayos del sol salían por el horizonte. ¿Se pueden imaginar una mejor forma de empezar el día del otro lado del mundo?

Empezando el día con un paseo en camello.

Empezando el día con un paseo en camello.

Me tocó pasear con “Big Boss” un sexy camello de largas pestañas, el macho alfa de la manada y el más guapo de todos.

Ese camello de pestañas largas... El sexy Big Boss.

Ese camello de pestañas largas… El sexy Big Boss.

Nuestro guía, un beduino, cuyo nombre nunca pude aprender, fue simpatiquísimo y no paraba de sacarnos fotos a todo el grupo mientras surcábamos el rojo desierto en camello.

Con cara de felicidad total disfrutando esta experiencia sublime.

Con cara de felicidad total disfrutando esta experiencia sublime.

Esta experiencia fue genial, quizás muy estereotipada, pero pasear en camello, por uno de los desiertos más impresionantes del mundo, ha sido sublime.

Mis pies viajeros felices disfrutando del paseo en camello en Wadi Rum.

Mis pies viajeros felices disfrutando del paseo en camello en Wadi Rum.

A este desierto también se le conoce como Uadi Rum o Valle de la Luna y en el 2011 fue nombrado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. A mi parecer, es uno de los más bonitos e imponentes desiertos en los que he estado, de arena roja y de grandes montañas de piedra.

Nuestro super guía beduino y Big Boss, la mancuerna perfecta.

Nuestro super guía beduino y Big Boss, la mancuerna perfecta.

¿Sabías que en este desierto fue donde filmaron la reciente película de Matt Damon “El rescate” debido a que su paisaje realmente te hace sentir como si estuvieras en Marte?

 

 

 

 

 

 

14 thoughts on “Wadi Rum, el desierto marciano en Jordania

  1. Me ha encantado el relato, Karla! Ya tenía ganas de leer más sobre el viaje a Jordania y si algún día voy, y espero hacerlo, iré al desierto.
    Parece que fue una experiencia increíble, no sólo por el paisaje sino por el paseo en camello, los bailes con gente local y el sitio en sí. Me alegro mucho de que lo pudieras experimentar.
    Un abrazo amiga!

    • Así es Mai, la verdad es que esa experiencia en el desierto fue lo máximo. En general todo el viaje fue genial, aprendí mucho, viví intensamente cada momento y volvería encantada de la vida. Espero que pueda ir pronto y si necesitas algún tip, no dudes en preguntarme 😀
      Un abrazo viajero :*

  2. Impresionante Karla! Realmente parecen imágenes sacadas de otro planeta y de otra época también, como dice Maider tuvo que ser una experiencia increíble, gracias por compartirla, un saludo!

  3. Buah que pasada. Yo estuve hace 3 años y guardo unos recuerdos muy bonitos. Sobre todo del momento de paz y silencio viendo el atardecer en el horizonte. Como bien dices, vivir un momento así en uno de los lugares más bonitos del planeta nos hace sentir muy afortunados.
    ¡Un saludo desde España guapa! 😉

  4. Le tengo ganas a Jordania desde que leí un reportaje que hablaba de tres de sus atractivos: Petra, Wadi Rum y el buceo! Me encanta que un solo país reúna tantas posibilidades y por lo que veo, el desierto es maravilloso!

  5. Sigo descubriendo Jordania con tus relatos, qué bonito, me ha encantado el hotel/campamento 🙂
    Es un país que tengo muchas ganas de visitar y sin duda la experiencia en el desierto es imprescindible!
    Un saludo viajera!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.