Barra da Lagoa, un pequeño paraíso brasileño que me enamoró.

Barra da Lagoa

Mis pies viajeros disfrutando de las playas de Barra da Lagoa

A pocas horas de vuelo hacia el sur de São Paulo se encuentra la isla de Santa Catarina cuya capital es la ciudad de Florianópolis. Mi amiga Lex, con quién me hospedé en Sao Paulo, tenía vacaciones de Semana Santa y por supuesto, como buena viajera, me propuso ir a conocer un poco más de Brasil.

Con mi amiga Lex disfrutando en el paraíso.

Con mi amiga Lex disfrutando en el paraíso.

Había oído hablar muy bien de las playas de esta isla y decidió invitarme a pasar unos días con ella en Barra da Lagoa, un pueblo en el oriente de la isla cuyo atractivo principal es la pesca, las amplias playas, el ambiente relajado y el puente “colgante” que atraviesa el canal que une la Lagoa da Conceiçao con el Océano Atlántico.

Por esta barra que une la Laguna con el Océano Atlántico es que se llama así este pueblo.

Por esta barra que une la Laguna con el Océano Atlántico es que se llama así este pueblo.

Cruzando el característico puente de Barra de Lagoa de una forma muy natural...

Cruzando el característico puente de Barra de Lagoa de una forma muy natural…

Realmente no tenía idea a donde iba, no tenía idea de como sería ese lugar ni que había de interesante. Barra da Lagoa es un pueblo bastante pequeño en el que puedes disfrutar de sus amplias playas con arena blanca cual harina. El mar para quienes estamos acostumbrados a un mar caliente, es un poco frío pero aguantable y viene de maravilla después de haber pasado horas cual lagartija al sol.

Para que no falte la bebida junto a la playa... el Bar Móvil.

Para que no falte la bebida junto a la playa… el Bar Móvil.

Era la segunda vez que nadaba en el Océano Atlántico, así que decidí disfrutar una vez más de las caricias de sus olas. El tono verde azulado del agua contrasta con la arena clara. El cielo casi siempre azul y despejado nos saluda desde lo alto mientras el sol nos regala un bronceado envidiable. Playas como ésta me encanta por que no hay grandes hoteles ni demasiada gente.

Feliz y encantada de disfrutar un paraíso como este.

Feliz y encantada de disfrutar un paraíso como este.

La tranquilidad del paisaje es equivalente a la tranquilidad del lugar. Playas perfectas para desconectarse de la rutina.

La tranquilidad del paisaje es equivalente a la tranquilidad del lugar. Playas perfectas para desconectarse de la rutina.

El hospedaje más común son los hostales, que son perfectos para poder socializar con gente de todo el mundo, o las posadas que amablemente te ofrecen los lugareños apenas llegar. Nosotras nos hospedamos en dos hostales y he de decir que el primero fue el mejor ya que tenía una vista divina de la playa y el ambiente hostelero fue genial. http://www.barrabeachclub.com

Con algunos amigos que conocimos en el hostal en Barra da Lagoa.

Con algunos amigos que conocimos en el hostal en Barra Beach Club.

La actividad principal del pueblo es la pesca, mas algo que me llamó mucho la atención es que los mariscos ahí los comen empanizados o capeados, no hay en ningún lado mariscos frescos, un ceviche o un cóctel son imposibles de encontrar. El plato típico es el pescado con mole, una salsa hecha a base de pescado y especias que se come con arroz.

Devorando mariscos y pescados.

Devorando mariscos y pescados.

En cuanto a las playas, Barra da Lagoa tiene una playa grande principal que es donde más gente encuentras, en donde se encuentran los pocos bares y restaurantes del pueblo. En esta playa es donde sucede todo.

Barra da Lagoa

Barra da Lagoa

Además hay una pequeña playa a la cual llaman Prainha (“Playita”) que está del otro lado del puente que cruza el canal. Dicha playa es muy chiquita y alejada de todo ya que para llegar a ella se tiene que caminar un poco por unos terrenos baldíos, cosa que la vuelve un punto “exclusivo” de dicha localidad.

Prainha de Barra da Lagoa

Prainha de Barra da Lagoa

Disfturando de una mini playa casi para mi sola, es un gran placer de la vida.

Disfturando de una mini playa casi para mi sola, es un gran placer de la vida.

Si lo que se busca es relajarse y desconectarse del mundo, disfrutar de paisajes paradisiacos, del mar, la arena y el sol, esta playa es ideal para eso.

Momentos de relajación junto a la Barra. Es común ver gente jugar ajedrez y disfrutar del momento.

Momentos de relajación junto a la Barra. Es común ver gente jugar ajedrez y disfrutar del momento.

 

En la barra se pueden ver peces a simple vista, es por eso que las gaviotas acechan a sus presas desde las rocas.

En la barra se pueden ver peces a simple vista, es por eso que las gaviotas acechan a sus presas desde las rocas.

En gran parte de la isla de Santa Catarina hay muchas playas que valen la pena visitar, es por eso que en el siguiente post les contaré un poco más de mi recorrido por la isla en búsqueda de rincones paradisiacos.

8 thoughts on “Barra da Lagoa, un pequeño paraíso brasileño que me enamoró.

  1. Leí tu post ¡se ve divino el lugar, se me antojo ir! Creo que es un buen sitio para un poco salir del bullicio de gente. Si llegó a ir un día a Brasil , me encantaría visitarlo.

    • Katty, que gusto me da que te haya gustado, realmente es un lugar para desconectar y pocos lugares así quedan en el mundo. En lo personal regresaría con gusto y ganas de disfrutar de esos paisajes…
      Ojalá puedas ir pronto.
      ¡Saludos viajeros!

  2. No tenía ni idea de la existencia de este lugar, y eso que Brasil es vecino de Venezuela, país en el que viví hasta hace 15 años. Gracias por compartir tus experiencias en este paradisiaco pueblo que parece muy “turiscurioso” 🙂 Que tengas un bonito día!!! Ah! Y menos mal que el bar flotante llegó a tiempo jajaja

  3. Barra es hermoso, yo estuve un mes y pase increíble. Las playa preciosa,la gente muy amable. Les recomiendo ir en enero o febrero, hay un baile en el morro de la prainha, tocan grupos de samba en vivo, muy lindo. Asi que barra más que recomendable.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.